30.3.06

Una década de imaginación

Diciembre 10, 2004.

El olor de la insuperable carne asada sonorense llegó de Coyoacán (desde la Muy Noble y Sufrida Ciudad de la Esperanza) hasta mi terraza en Mérida para hacerme sufrir la nostalgia carnívora. ¿O lo soñé..? La cochinita es la cochinita, pero la carne de res, es la carne de res.., y más como la prepara el Chobi (¿todavía puedo decirle así al muy preclaro actor del cine nacional y comentarista olímpico don Jesús Ochoa?), o como se prepara allá en Hermosillo, en la amadísima casa de los Galindo, con todo y los tacos de cabeza.
Hablo de todo esto porque, me cuentan, la conferencia sobre “El Dominó como método de concentración teatral” fue sabiamente convertida en banquetazo de carne asada y luego en torneo de dominó, que terminó, como solía terminar, con el Pachuca (el Chobi y Toño Crestani) haciendo desesperar a alguna estrella del cine nacional con pocas pulgas.
Todo en el marco del décimo aniversario de nuestra Casa del Teatro. Un sueño, el de la Casa del Teatro, que abarcaba varias facetas que más o menos todas se han venido cumpliendo. Desde el dominó como forma de encuentro hasta la voluntad de tomar por esos caminos para llevar el teatro, como Tespis, y poder afirmar, como Luis de Tavira en las páginas de este mismo diario hace unos días, “nos abrió los ojos la reacción entusiasmada de un público que descubría el teatro”.
Si ahora va a construirse un tráiler de comedias, hace casi una década el Chamaco y un mágico herrero de Xico nos construyó un carro para llevar la comedia, ese fruto del dios de la vid que muere y que renace en cuantos a él hemos sido dedicados. Hace casi una década y haciendo a Lope, los que estuvimos en Xico descubrimos miradas azoradas desde una camioneta de redilas muy especial, cuya historia se perdía en la noche de las clandestinidades.
Y Clandestino fue el Teatro que imaginó y bautizó Vicente Leñero, como otra faceta de la Casa del Teatro. Su urgencia es hoy mayor que nunca. Sigo pensando en Vicente cuando, por estas latitudes, tres actores heroicos y yo recibimos al público con sólo una mesa, dos sillas y muchísima rabia. El modelo original de Teatro Clandestino debe continuarse y reproducirse, porque tanto la urgencia como la rabia existen y también la heroicidad de la gente de teatro que se niega a entregar la primogenitura a las televisoras.
Otra de las facetas fundamentales de la Casa del Teatro es la Compañía que ha seguido conformando Luis de Tavira, ahora en Pátzcuaro, como Centro Dramático de Michoacán. Hace dos años, cuando se perdió el viejo Molino de San Cayetano, yo recordaba que Luis de Tavira no sólo es un poeta de la escena con una trayectoria única e indiscutible en nuestro teatro, sino que, en San Cayetano, “levantó un proyecto sin paralelo en la historia del teatro mexicano, que trascendió en mucho los límites de un programa académico y se proyectó hacia la conformación de una auténtica compañía teatral”.
Si entonces lamentaba yo que las autoridades culturales no entendieran la necesidad de ese tipo de compañías (existente en cualquier parte del mundo), ahora felicito al gobierno de Lázaro Cárdenas Batel por haber sabido darle cabida e impulso. Aunque no sea yo amigo de ideas dinásticas, que el Centro Dramático de Michoacán subsista en la casa del General, muestra que el cardenismo actual desea reconocerse en su propio pasado, con un proyecto cultural a largo plazo.
Al celebrar los diez años de la Casa del Teatro no debe olvidarse la faceta quizás más importante y menos analizada: el estilo de trabajo de Miguel Cárdenas, conocido por todos como el “Chamaco”.
No sólo me refiero a su entrega, cordialidad y al hecho de que sin él y sin Necha, su hermana, muy difícilmente se hubiera llegado a este aniversario. Pienso que en un ámbito cultural tan burocratizado, la inteligencia del Chamaco y su capacidad de invención para sacar adelante proyectos grandes y pequeños, tanto comunitarios como individuales, es un auténtico ejemplo.
Sin olvidar, ni por un momento, que el Estado está obligado a llevar arte al pueblo porque el arte es vida en todas sus manifestaciones, se puede también, y el Chamaco lo ha demostrado, encontrar caminos organizativos para propuestas teatrales que surjan directamente de las comunidades, con entrega y con trabajo.
Trabajo, antes que ninguna otra cosa: en un espacio cultural rebosante de voces destempladas porque “cada uno lo merece todo” (cuando no hay obviamente ningún todo para cada uno) el tiempo se pierde en grillas y se trabaja poco. Por el contrario, el Chamaco ha sido incansable en su labor durante estos diez años, y ha sabido sumar otros dos factores fundamentales y poco visitados: la imaginación y la intuición.También ha sabido prevenirnos y cuidarnos. Por eso he querido que esta entrega de Pánico Escénico vaya acompañada de una fotografía en la que el Chamaco me dice, como siempre lo ha hecho: “Fíjate por dónde pisas...”

2 Comments:

At 25 junio, 2006 12:40, Anonymous Anónimo said...

Cárdenas Batel, enredado con el cuñado de Felipe Calderón Hildebrando SA. Batel Financió con más de 90 millones de pesos los negocios del cuñado de Felipe Calderón. Además Apoyó, con más de 25 mdp anuales, a la asociación civil Coopera fundada por Beatriz Sahagún Jiménez
QUÉ CALLADITO... El Gobernador de Michoacán engrosa las filas de la empresa del cuñado incómodo.
Luís Guillermo Hernández
El gobierno izquierdista de Lázaro Cárdenas Batel financió, con más de 90 millones de pesos, los negocios fa¬miliares poco claros del cuñado de Felipe Calderón, Diego Hildebrando Zavala, y también a la poderosa fa¬milia de Marta Sahagún. Contratos de adjudicación directa, recursos para el combate a la pobreza y licitaciones sin oponentes han sido concedidos en los últimos tres años a las figuras del panismo por parte del único gobernador perredista que se ha rehusado a apoyar la candidatura presidencial de su propio partido. Tan sólo entre 2004 y 2006, el go¬bierno de Cárdenas Batel entregó a Hildebrando SA de CV una serie de contratos para la captura y digitalización de actas del Registro Civil de Michoacán, con sede en Morelia, por más de 9 millones de pesos, según consta en los contratos públicos de la Secretaría de Gobierno.
En ese mismo lapso, la Secretaría de Planeación y Desarrollo estatal financió, con más de 25 millones de pesos anuales, a la asociación civil “Coopera con Michoacán”, fundada y presidida por Beatriz Sahagún Ji¬ménez, hermana de la primera dama de México, quien incluso reconoció públicamente a Cárdenas Batel como “su amigo, el mejor goberna¬dor de México”.
Además, la comisión legislativa que investiga las empresas de los hermanos Jorge y Manuel Bribiesca Sahagún indaga licitaciones y adju¬dicaciones por más de 30 millones de pesos para construcción de vivien¬das de interés social cofinanciadas con recursos públicos, otorgadas a las empresas Urbica SA de CV y Ser¬vicios Urbica SA de CV, ambas reco¬nocidas públicamente como propie¬dad de los hijos de la señora Sahagún, pese a la negativa del gobierno cardenista a entregar la información respectiva. Según la comisión investigadora, los hermanos Bribiesca habrían reci¬bido, por intermediación del gobierno local, facilidades para la creación de complejos habitacionales en Morelia y dos ciudades más.
Hildebrando michoacano
Un contrato de obra pública de la Se¬cretaría de Gobierno de Michoacán, signado por el director general del Comité de Adquisiciones del Poder Ejecutivo del estado, José Carrillo García, consigna la entrega de poco más de 6 millones de pesos a la em¬presa Hildebrando SA de CV, para la “digitalización y captura de actas del Registro Civil-Fase 2”.
La licitación CADPE-EM-LPN-OO4/2005, firmada también por el director del Registro Civil, Ignacio Mendoza Jiménez, establece que el plazo programado de entrega es de 22 semanas, al término de los cuales se podrá “revisar una prórroga”.
La Subdirección Técnica Ope¬rativa del Comité señala, además, que “las bases establecen condi¬ciones negociables favorables a los licitantes”.En su página de internet, la empre¬sa de la que es accionista Margarita Zavala ubica el trabajo en el Registro Civil michoacano como uno de sus “proyectos exitosos”.
El propio cuñado del aspirante pre¬sidencial panista públicamente utili¬zó su relación laboral con el gobierno michoacano para tratar de detener la avalancha de cuestionamientos so¬bre el enriquecimiento súbito de su empresa, en apenas tres años, tras la llegada de Calderón al primer círcu¬lo del gobierno federal.
El proyecto de la oficina michoacana, en total, implica la digitalización de más de 2 millones de actas registradas desde la década de los años 40 en esa entidad, y han par¬ticipado otras tres empresas en las distintas etapas. Sólo Hildebrando SA ha consegui¬do contratos superiores a los 3 millo¬nes de pesos.
Cárdenas Batel Perredista cooperador
La vinculación Cárdenas Batel y los distintos integrantes de la tribu panista datan desde la primera mitad de su sexenio, cuando el propio perredista invitó a Beatriz Sahagún, por instancia de la esposa del pre¬sidente Vicente Fox, a colaborar en su gobierno.
Lo hizo a través de un fideicomiso gubernamental que se convirtió en asociación civil, “Coopera con Michoacán”, constituida como órgano principal de la gestión cardenista para el combate a la marginación, la dotación de servicios en zonas de alta marginación y como institu¬ción “de engranaje” del tejido social en la entidad.
De acuerdo con el Informe Oficial del gobierno estatal 2003-2004, la asociación civil había recibido subsidios por 28 millones 661 mil 329 pesos al 25 de marzo de 2004, entregados a través de la Secretaría de Planeación y Desarrollo estatal, encabezada por Octavio Larios.
Esos recursos, entregados para la “conformación de sus redes de apo¬yo, programas de diversificación y fortalecimiento de estructura”, se repartieron entre Gastos de Opera¬ción (12 millones 700 mil) y Gastos de Inversión (10 millones), más otros 6 millones de pesos para “operacio¬nes diversas”.
Siempre al margen de la fiscalización, por ser una asociación civil, “Coopera con Michoacán” recibió casi 40 millones de pesos en 2005, más otros 28 millones en lo que va de este año.
Su sistema de operación, que al¬canza ya todos los municipios de la entidad, consiste en ofrecer pláticas de apoyo a las comunidades “para que sepan elegir el proyecto comu¬nitario que más les beneficie”. ¿Cómo gasta esos recursos la, hasta hace tres años, ama de casa zamorana? Se des¬conoce. Nadie puede fiscalizarla.

 
At 06 diciembre, 2007 13:14, Blogger perrediano said...

Lázaro Cárdenas Batel, RATA DE DOS PATAS

Saqueó Michoacán por mas de tres mil millones de pesos

El gobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas Batel,
saquea las arcas de la entidad al otorgar contratos fantasmas
a la constructora Consorcio Industrial, empresa propiedad
de Félix Cantú Aguilar que defrauda al fisco, opera
ilegalmente y tiene suspensión de actividades.
Por cada contrato, Cárdenas Batel recibe una jugosa
comisión del 85 por ciento, a través de una ingeniosa
triangulación bancaria en la que la empresa se queda con
el 15 por ciento restante del dinero sin realizar ninguna
obra.

Lo saqueado hasta el momento por el mandatario
michoacano a la entidad que gobierna es de casi tres mil
millones de pesos, cifra que desvió de recursos destinados
a educación, seguridad y desarrollo social.
Parte del fraude y atraco a las arcas del gobierno de
Michoacán consiste en pagar millonarias sumas a la
constructora Consorcio Industrial por supuestas obras
que realiza y que en realidad son hechas por el gobierno
Federal, es decir la compañía de Cantú Aguilar las hace
suyas sin meter las manos.

De esta manera, Lázaro Cárdenas Batel, a quien le que quedan
escasos días como mandatario estatal, hace efectivo
aquello del “año de Hidalgo”, convierte al presupuesto
michoacano en su “caja chica” y se retira del cargo con
muchos millones de pesos, resultado de los ilícitos negocios
con la mencionada constructora.
La empresa constructora, propiedad de Félix Cantú
Aguilar, tiene en sus fraudulentas operaciones como
“cerebro” a su contador público Raúl Rosas Morales,
quien a su vez es protegido por los funcionarios de la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público Juan Hernández
y Víctor Manuel Reyes, quienes “tapan” las evasiones fiscales.
Por estos dos funcionarios y Rosas Morales es que
Consorcio Industrial, que agrupa a 20 empresas, sigue
operando, no obstante tener problemas legales por evadir
al fisco y la suspensión de actividades presentada ante la SHCP.
Por su carácter al margen de la ley, la totalidad de los
contratos que consiguen los “venden” a otras compañías.
A pesar de su carácter ilegal, la empresa propiedad de
Cantú Aguilar sigue operando y prueba de ello son los
contratos que de manera ilícita le otorgó el gobernador de
Michoacán –unomásuno tiene pruebas en su poder—,
quien a cambio se benefició con varios millones de pesos Sin embargo,
Consorcio Internacional no paga el
Impuesto al Valor Agregado (IVA) y por consiguiente el
Impuesto a la Renta, lo que constituye un grave delito
en perjuicio de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público y del gobierno Federal mismo.
En otra negociación ilegal, el gobierno del
Distrito Federal le otorgó a la empresa una serie de
contratos para obras, tras ganar un concurso,
según trascendió. Lo insólito de todo esto, al igual
que como ocurrió en Michoacán, es que Consorcio
Industrial no tiene maquinaria para realizar los
trabajos.
Lo mismo ocurrió con la paraestatal Petróleos
Mexicanos que le concedió contratos por 2 millones de
dólares y 21 millones de pesos.

TRIANGULAN Y “LAVAN” DINERO
Para que el gobernador de Michoacán, Lázaro
Cárdenas Batel y la empresa de Félix Cantú Aguilar
reciban las millonarias sumas saqueadas a las arcas
del gobierno michoacano, utilizan
una ingeniosa triangulación
en la que el dinero es “lavado”
o “blanqueado”.
La triangulación consiste en
que el dinero propiedad del
gobierno del estado que se paga al Consorcio industrial
por las supuestas obras, es depositado en
Interacciones que a su vez las devuelve a las cuentas
personales del mandatario, del propietario de la compañía
y al gobierno local.
Se sabe que incluso hay cuentas en el extranjero y
que algunas de ellas están firmadas por familiares,
como Gabriel Cárdenas Cornish, primo hermano del
mandatario.

AMISTAD CARDENAS-CANTU
La relación entre el gobernador de Michoacán,
Lázaro Cárdenas Batel y el propietario de Consorcio
Internacional, Félix Cantú Aguilar, data desde la juventud
de sus padres, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y
Félix Cantú Ayala.
Al respecto, cabe destacar que Cantú Ayala tiene
cuentas pendientes con la justicia por burlar al fisco y
actualmente está prófugo, según se sabe.
Es precisamente por la amistad de sus padres que
Cárdenas Batel en complicidad con Cantú Aguilar
idean el desfalco al gobierno del estado de
Michoacán.
La empresa Consorcio Industrial S.A. de C.V. formaliza
con el estado de Michoacán sus contratos el 4 de
junio de 2004.
Sobre el aviso de suspensión de operaciones, esta
sucede el 19 de junio de 2006.

CARDENAS DEBE SER INVESTIGADO
Sobre el desfalco a las arcas del gobierno de
Michoacán, gente que conoce el asunto demanda que
se investigue a Lázaro Cárdenas Batel por el presunto
ilícito antes mencionado.
Señalan que el todavía gobernador hizo efectivo el
“Año de Hidalgo” al apoderarse de esta manera de
varios millones de pesos que eran para educación,
seguridad y desarrollo social.
Piden que el gobernador electo, Leonel Godoy inicie su
Gestión con una auditoria para que, de haber responsabilidades,
se haga justicia.

 

Publicar un comentario

<< Home